Un Gaditano de Huelva

Uno piensa que va en camino, y resulta que el camino aún no está hecho. A veces, ni siquiera se han planteado apartar la hierba.
Hoy que tengo tiempo, me gustaría con permiso de los presentes, presentar mi enorme admiración a una persona que ha logrado alejarse de un mundo que no era el suyo. Sin duda alguna, estoy hablando de “Kiko de Huelva”. Digo Kiko de Huelva, porque así se hizo llamar él, cuando comenzó su reinserción. Pero antes, vayamos al inicio de esta aventura, que por supuesto, ha leído y ha pedido que la introduzca en el blog de forma simpática y sin tanta tragedia.
Kiko llegó a Arrabales, con más miedo que un ñu bebiendo, pálido y con cierta desestructuración en todos los aspectos. Fue logrando objetivos y comenzó a creer en él, en sus posibilidades, en sus valores y sobre todo en amigos que conoció durante el transcurso del programa. No entraré en materia, que me alargo y me da la pena. La realidad fue, que tras los meses de celibato social, y despues de haber superado las primeras fases del programa de Arrabales, se le ocurrió la gran idea de meterse en una peña de carnaval; "La Colombina". Aquel hecho, le dio la suficiente fuerza, para conseguir introducirse en la sociedad onubense, creando vínculos de relación con gente como Diego Ortiz, Perfo, Pablo, Pillín, y sobre todo “Bequer”. Con quién ha creado una buena relación de amistad y de confianza, (yo creo que se quieren). Poco a poco fue soltándose el pelo, y todo lo demás, llegando a ser más conocido que el mismo "Perico Rodrí", quién lo para por la calle para darle un apretón de manos, pero sí él no lo para, "el Kiko de Huelva", ni corto ni perezoso, se encarga de recordarle quién es. Su forma de ser; agradable, extrovertida y dicharachera, hizo que gente como Fali Ramos, Jesús Roa, Esperón, Manu suero, etc.. y sobre todo Antonio Cabezas y Jesuli Perojil, le cogieran un cariño especial al gaditano “Kiko de Huelva” . En su alta terapéutica, se emocionó y disfrutó como un niño chico, no sólo por haber conseguido el papelito, en el que dice que ya no se droga, porque eso, sólo es papel, más bien fue, por la cantidad de gente que estuvo presente, por la efusiva ovación de quienes le valoraron: su chirigota, sus amigos, su familia, sus compañeros etc… Hoy por hoy, sigue en la peña La colombina, con su guitarra y sus ganas de ayudar a los demás, dando a quienes lo necesitan, aquello que le dieron a él. Como muchos sabréis, no todos logran concluir el camino; El kiko de Huelva, que nació en Alcalá de los Gazules, "Cádiz" construyó el suyo, “piera a piera”. Gracias a todos los que pusieron su granito de arena.

This entry was posted in . Bookmark the permalink .

Comentarios