Breve introducción

Desde un programa de tratamiento integral a las adicciones se pretende ofrecer una alternativa de tratamiento válida para aquellas personas que no encuentran respuesta a sus problemas de dependencias desde una perspectiva globalizadora que atienda a las diferentes dimensiones del individuo, que de una forma u otra condicionan o determinan el anquilosamiento y la cronificación del problema de abuso, adicción o cualquier otra dependencia que mermé la autonomía y la libertad de decisión.

El modelo de Auto–Ayuda, es el marco terapéutico de este programa y sitúa en el centro del tratamiento a la persona que surge el problema, por lo que se convierte en una Terapia Personalizada. Se parte del estudio previo del paciente a todos los niveles: Social, Familiar y Personal. Adaptándonos a su situación y creando líneas de trabajo concretas dada su problemática, la cual, será tratada tanto a nivel individual “atención psicológica”como grupal, “Terapia de grupos” esta última enmarcada en la Auto–Ayuda. Totalmente paralelo a esta metodología, un psicólogo llevará aquellas dificultades que por la situación personal de los pacientes requieran una asistencia de mayor atención, dada la problemática que pueda surgir. Estas líneas de trabajo serán revisadas continuamente con el propio paciente, el cual, será protagonista de su proceso, sabiendo continuamente el momento donde se encuentra. Los objetivos serán personales nunca estructurales, es decir, no se avanzará en una estructura escalonada de niveles, como objetivo primordial, serán los propios avances personales los que marquen el ritmo del proceso, para así no desviar la atención del esfuerzo que se realiza. (Dado los estudios que hemos realizado en distintos programas terapéuticos a lo largo de estos 14 años, la metodología que utilizan en la gran mayoría de ellos, está marcada por objetivos piramidales, donde se va avanzando según se consiguen los objetivos ya estructurados en el proceso. Lo cual, lleva a desviar la atención al logro estructural y no al personal, consiguiendo metas irreales y globales. Por lo que los pacientes tienden a no trabajar lo personal sino, los objetivos impuestos en la estructura, que, cuando los consiguen, no son los deseados por ellos y, aparece la frustración).

Nosotros creemos en la posibilidad de recuperación y procuramos crear un clima en el que la persona recobre el interés por el mundo que le rodea fuera del círculo de las adicciones, reordenando su escala de valores. Por lo tanto, este ambiente relacional auque individual basado en el respeto, confianza y sinceridad, toma de conciencia de la problemática de fondo y la responsabilidad del usuario en su proceso de recuperación, constituyen elementos básicos de este tratamiento. Y esos son los objetivos primordiales que deberán trabajar. Todas aquellas dificultades que surjan en su proceso serán objetivos personales, nunca estructurales. por lo que existirán pacientes que desde su comienzo en el programa podrá seguir su vida normalizada con algunos matices o cortar con toda relación exterior, dependerá e su desestructuración personal, familiar o social.

Por todo ello nuestro objetivo final no sólo es que se deje de consumir, sino, que el sujeto rompa su relación de drogodependencia y consiga abandonar los hábitos adictivos. Para ello, con diversas variaciones en cuanto a su duración y simultaneidad, siempre dependiendo del propio paciente.

Para lograr nuestros objetivos, se adaptarán conocimientos y experiencias de los tratamientos que se realizan en los programas tradicionales de alcohol, opiáceos, problemas específicos asociados al abuso de cocaína – estimulantes, ludopatía, etc. Se compaginarán enfoques generales de tratamiento de adicciones químicas “si fuese necesario y en coordinación con centros especializados. Cruz roja, C.P.D. et…” informar sobre procesos y conductas adictivas, medidas generales de prevención, atención a situaciones de riesgo, asesoramiento familiar..., con técnicas especificas de tratamiento de la dependencia en cuestión.

Existen distintos servicios claramente identificados y directamente relacionados entre si:

Gabinete de Asistencia Social y Orientación Laboral.


Este servicio es un recurso que se crea dentro de la propia Asociación Arrabales como necesario y de vital importancia para conseguir los objetivos de dicha Asociación.

En el tratamiento de las dependencias es indispensable realizar un trabajo a todos los niveles: Personal, Familiar, laboral y Social, es por lo que se hace indispensable la creación de este Gabinete, el cual trabaja paralelamente en los objetivos de la Asociación y en las cuatro fases de tratamiento del Programa.

Las funciones y tareas que se llevan a cabo en este Gabinete le viene a través de dos formas:

Actividades directas:- Atención individualizada de las demandas implícitas y explícitas que l@s usuari@s presenten a instancia de ell@s o del equipo profesional en función de detección de necesidades.
- Valoración de casos desde una perspectiva holística teniendo en cuenta todas las variables que determinan la situación del individuo, diagnóstico social y diseño de estrategias de intervención consensuadas con l@s propi@s usuari@s y familias.
- Gestión y aplicación de recursos.
- Acompañamientos y visitas domiciliarias.
- Mediación familiar.
- Seguimiento de los casos.
- Elaboración de formación y ocupación profesional.
Actividades indirectas:- Diseño y evaluación de proyectos de intervención.
- Elaboración de Informes, Historias y Fichas Sociales.
- Coordinación interna con el equipo multidisciplinar de la entidad.
- Coordinación externa con otros dispositivos y entidades.
- Derivación de casos.
- Colaboración con otras entidades, fundamentalmente prestando un servicio de información y asesoramiento.


La literatura concerniente al tratamiento de la dependencia a estimulantes ofrece varios puntos de coincidencia sobre los que se puede construir un programa de intervención de cuatro fases en las que se priorizarían:

Desintoxicación: Este primer paso no es propiamente una fase del programa en sí, sino, un estado latente que aparecerá en cuanto el sujeto deje de consumir. Su duración oscila entre los 10-15 días en los que fundamentalmente la atención se dirige a la paliación de posibles trastornos psicosomáticos y a las consecuencias que a nivel fisiológico se derivan de la interrupción del consumo. Puede hacerse en el propio domicilio del sujeto con el apoyo de profesionales, si bien en algunos casos es conveniente el ingreso en una Unidad de Desintoxicación Hospitalaria en pacientes de alto riesgo (problemas cardiovasculares, mujeres embarazadas, etc.). , Para ello es necesaria una relación directa con los servicios sanitarios. Este corto periodo se enmarca en la primera Fase del programa denominado como Grupo de Control.


Este programa incluye un conjunto variado de actuaciones en diversas áreas, donde habitualmente presentan déficit los usuarios que acceden a los mismos. Los objetivos que se plantean pueden resumirse del siguiente modo:

1.- Área de consumo de drogas:
- Asegurar la desintoxicación de los usuarios que acceden al programa.
- Lograr la deshabituación de los usuarios del programa.
- Prevenir las recaídas en el consumo de drogas.

2.- Área de desarrollo personal:
- Dotar a los usuarios del programa de una serie de habilidades sociales que les permitan afrontar los problemas cotidianos.
- Favorecer el aprendizaje e interiorización de conductas, hábitos y valores.
- Favorecer la identificación y resolución de conflictos personales.

3.- Área social:
- Identificar la existencia de problemas sociales y/o familiares asociados al consumo de drogas.
- Contribuir a la superación por parte de los usuarios de los déficit existentes en diversos ámbitos sociales: educativo-formativos, laborales, aislamiento social, etc.
- Potenciar el establecimiento de una red de relaciones sociales con personas no consumidoras de drogas fomentando la competencia social.
- Informar sobre los recursos sociales existentes en diversos ámbitos de necesidades.




4.- Área de autocuidados:- Facilitar información sobre conductas de riesgo relacionadas con el consumo de drogas.
- Fomentar la adquisición de hábitos saludables relacionados con la higiene, alimentación, actividad física, conductas sexuales...
- Identificar la existencia de trastornos orgánicos asociados al abuso de drogas.

5.- Área ocupacional:
- Facilitar la realización de actividades alternativas al consumo de drogas.
- Ayudar a los usuarios a programar de modo saludable su tiempo libre.
- Entrenar a los usuarios para la realización de determinadas actividades de la vida diaria.
- Potenciar las capacidades intelectivas, psicomotrices y expresivas de los usuarios.




1. Fase Grupo de Control
En esta fase se realiza la acogida del usuario. Se trata de crear un clima relacional de escucha, aceptación e infundir optimismo cara a las posibilidades de recuperación. El refuerzo del contrato terapéutico en torno a metas compartidas (incluyendo aspectos como asistencia, sinceridad y disposición a colaborar) y la motivación hacia el tratamiento y hacia el logro de la abstinencia, serán tareas fundamentales en este periodo inicial.

También se efectúa la clarificación de la demanda evaluando el caso desde una perspectiva biopsicosocial, contemplando la historia de tratamientos anteriores y prestando especial atención al establecimiento de la severidad de la adicción.

En los casos en los que el logro inicial de la abstinencia no sea posible, el compromiso común entre psicoterapeuta y usuarios, contando con su familia sobre otro tipo de objetivos dentro del propio marco terapéutico podría significar un paso alternativo que favorecería la permanencia en el tratamiento (Jaffe, 1997).

Se desarrollarán planes destinados a evitar la exposición a estímulos, el control familiar y las visitas frecuentes al programa: tres sesiones de Auto-Ayuda semanales, un seminario informativo-formativo a la semana, grupos familiares semanales, convivencias terapéuticas con objetivos concisos y concretos bimestralmente, charla periódica con el psicólogo, trabajos individualizados de dificultades concretas, talleres sobre habilidades sociales, sexualidad, Alcohol, tiempo libre, etc., prolongado a lo largo de todo el proceso.

Las analíticas de orina serán un recurso especialmente indicado en casos en los que la motivación inicial al tratamiento sea pobre y esté muy condicionada por aspectos externos al usuario (familiar, judicial, enfermedades o patologías duales) así como en aquellos sujetos que presenten un bajo nivel de autocontrol personal y/o familiar. Los resultados significan un indicador objetivo de evolución y refuerzo hacia la abstinencia. Así mismo, ofrecen la posibilidad de realizar contratos de contingencia negativas y positivas en función de ellos, siendo estas pruebas un elemento de confianza no sólo entre los usuarios sino también para sus familias. Se realizarán dos a la semana disminuyendo dichas analíticas a medida que el paciente vaya avanzando en su proceso y/o se considere necesario realizar.

Dentro de esta fase se hará un estudio del paciente a todos los niveles, social, familiar, laboral y personal.



2. FASE Grupo de Inicio

Tras haber estudiado cada caso y una vez logrado un periodo de abstinencia, en esta fase, se potenciara el trabajo de autoconocimiento y revisión de áreas cada vez mas profundas en el ámbito personal (estilos de comportamiento, de relación, hábitos de vida, valores, vinculación a redes sociales...) para facilitar la toma de conciencia de aspectos conflictivos de la personalidad del usuario, como los relacionados con su adicción. En esta dinámica se propondrán y evaluarán objetivos terapéuticos de cambio personal, sin olvidar los objetivos anteriores. (talleres de habilidades sociales, sexualidad, tiempo libre, alcohol, etc.).

Otro objetivo es el mantenimiento de la abstinencia en el contexto donde se desarrolló el problema. La abstinencia en el ámbito de los estímulos condicionados es un requisito previo para aliviar a largo plazo el deseo irresistible de estimulantes, búsquedas de placer instantáneo. Para ello se empleará el Programa de Prevención de Recaídas, según el modelo de Marlatt y Gordon, sobre todos los existentes, sin olvidarnos de todo lo recogido a lo largo de nuestra experiencia, tanto como Terapeutas de Proyecto Hombre (9 años), como en nuestra formación, manteniendo el contacto con las distintas alternativas conocidas en este campo. El Modelo de Marlatt y Gordon utiliza el tratamiento Cognitivo–Conductual para enseñar a los pacientes nuevas respuestas de afrontamiento, alternativas al consumo, y puede utilizarse para cualquier tipo de conducta adictiva.

Dentro de esta fase se tendrán en cuenta todos aquellos instrumentos utilizados en la Iniciación, continuando el trabajo a nivel familiar, a través de revisiones, convivencias, talleres y grupos específicos para ello.

.
3. FASE REINSERCIÓN SOCIAL


En esta última fase se potenciará la inclusión de nuevos elementos y relaciones en la red social del usuario y el mantenimiento de los ya alcanzados.

Se prioriza el mantenimiento de la abstinencia a largo plazo, atendiendo aspectos tales como el reequilibrio del estilo de vida, necesario para una vida sin drogas, los excesos de confianza, la reaparición episódica y manejo de deseos irresistibles de consumo atendiendo a los problemas psicológicos de fondo.

La separación del paciente con el programa se irá haciendo paulatinamente, acudiendo cada vez en menos ocasiones, sin olvidarse los distintos trabajos personales. El trato será más personal y los distintos grupos no serán estructurados, aunque así será a lo largo de todo el programa, pero estos se realizarán teniendo en cuenta sus necesidades personales y no necesariamente sobre su dependencia, pues las dificultades reales no dependen de ninguna alternativa evasiva.

Para finalizar, se hará una revisión del proceso terapéutico, y en conclusión se tramitará el Alta Terapéutica. Al año siguiente del Alta Terapéutica se realizará una entrevista con él, como final de su contacto con cualquier tipo de dependencia.

Tratamiento familiar

El acompañamiento y orientación familiar, cuando éste sea posible, se realizará durante todo el tratamiento y constituye uno de los pilares importantes del proceso,


Bookmark the permalink .

5 Responses to Breve introducción

  1. Una labor maravillosa con personas que necesitan redescubrirse útiles y sobre todas las cosas "queridas y aceptados".

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  2. ╔═══╗♪
    ║███║♫
    ║ (●) ♫
    ╚═══╝♪♪
    ┊┊★┊★┊┊┊☆☆┊·Feliz fin de semana·┊☆☆┊┊┊★┊★┊┊

    ResponderEliminar
  3. __________(█)
    _______██████
    _____ ████████
    ___███████████
    ___ (░░░░░░░)░░░)
    ___(░(░█░░█░)░░░)
    __ (░░(░░●░░░)░░░)
    __ (░░░░◡░░)░░░░)
    _██(░░░░░░░░░░)██
    _███(░░░░░░░░░)███
    ████ ██(░░░)██ ████
    ████ █████████ ███
    ████ ████░████ ███
    (░░)_ ▓▓▓▓▌▓▐▓▓▓_(░░)
    (██) ███████████ (██)
    _____█████░█████_▓▓▓\
    _____█████-,█████▓▓▓▓▓)
    _____█████-,█████▓▓▓▓▓)
    ___(░░░░░░)(░░░░░) ▓▓▓▓)
    ______(███)_(███)▓▓▓▓▓▓)
    ____ (████)_(████)▓▓▓▓▓)-----Felices Fiestas---- ★MaRiBeL★

    ResponderEliminar
  4. _______________./\.
    _____________ >___<
    _____________Ѽ./ Ѽ
    ___________;->( ɕѼ Ҩ .
    ___________@.♥ '(█) ♥ *$
    ________Ѽ "( ()♥t (Ѽ)o*♥*
    _______(█),-♥.-Ѽ _Q@,0 ɕ(█)
    ____________>o*oѼ @.<
    _________o`Ѽ Q Ѽ Q Ѽ~@'
    ______♥.'Ѽ ♥ *Ѽ ɕҨ ‘♥ @-.)'*
    ____Ѽ o (█) @ *Ѽ ɕҨ ‘♥ *(█)’Ѽ
    __________Ѽ -♥-'Ѽ ♥._ Ѽ
    _______@.♥ '*Q ♥ *(█), @.♥ '*
    ___.♥' @ _ ɕ♥ _.-'~♥-. @ ´(♥)`-*.o
    __.(█)* ♥ ..-' (Ѽ) o *.(Ѽ) 0 *(█)`)
    _________(Ѽ ) '-._♥__(Ѽ)@
    ____;--♥' ♥Ҩ 0‘(Ѽ) Q o *♥ * Ѽ ♥
    ___ * (Ѽ). ♥ * .Q.~ ♥- ♥Ҩ.0() Q ♥*'.
    _(█)* ♥ *‘ o * ♥ _(█)Q~ ♥Ҩ _Ѽ♥_(█)
    _____________▓▓▓▓▓
    __________ ▓▓▓▓▓▓▓▓▓__________ ¡Feliz. Año. Nuevo!
    Espero que que el año que comienza sea un año lleno de éxitos.
    B. E. S. O. S... ★MaRiBeL★

    ResponderEliminar